RADIO BULEVAR

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Buena medida ,Ley de Migraciones impedirá el ingreso de foráneos que sean una amenaza para el país.

Mayor control. Después de 24 años se moderniza la norma que regula acceso de extranjeros al Perú. Ahora Migraciones podrá detectar si visitantes tienen antecedentes o requisitorias. Norma también protege y apoya al migrante.
Mayor control. Después de 24 años se moderniza la norma que regula acceso de extranjeros al Perú. Ahora Migraciones podrá detectar si visitantes tienen antecedentes o requisitorias. Norma también protege y apoya al migrante.
Los ciudadanos extranjeros que tengan antecedentes penales o requisitorios no podrán ingresar al Perú. La autoridad migratoria en el aeropuerto Jorge Chávez utilizará información de organismos de inteligencia con los que se calificará a las personas a fin de saber si representan algún riego para el país.
Esta y otras medidas están contempladas en la nueva Ley de Migraciones (Decreto Legislativo Nº 1236), que deja de lado a la antigua Ley de Extranjería elaborada hace 24 años, la misma que generaba conflictos y daba lugar a arbitrariedades.
 La nueva norma faculta a la autoridad migratoria a contar con un registro de inteligencia, como el proporcionado por el FBI y otras agencias.
"Actualmente existen mecanismos que permiten adquirir información adelantada de pasajeros; hoy las líneas aéreas reportan en el punto de origen quiénes vienen al Perú, mientras en nuestro país se puede hacer un análisis de esas personas, se cruza información con inteligencia y, si una de ellas tiene una requisitoria internacional, se puede impedir su ingreso", señala el superintendente de Migraciones, Boris Potozén Braco.
Agrega que en la norma se precisa este detalle para realizar la función de investigación. "Antes existían muchos vacíos legales, supuestos que no estaban muy clarificados; hoy se puede establecer con mayor claridad los supuestos de inadmisión".
Pero no todo es control y sanción. La nueva norma se ocupa también de los extranjeros que cometieron delitos en nuestro país y cumplen una condena. Ellos ahora mantendrán la calidad migratoria suspendida, para que no estén vulnerables ante una enfermedad y puedan acceder a servicios de salud.
"Antes los extranjeros que purgaban condena no tenían una calidad migratoria porque estaban presos y se vencía el permiso; estas personas son altamente vulnerables; imaginemos que un preso tenga apendicitis y tiene que operarse y los hospitales no lo reciben porque no tienen cómo identificarlo", agrega Potozén.
Protección familiar
Esta ley busca además reconocer la unidad familiar y pretende proteger a personas vulnerables. Por ejemplo, casos de violencia familiar y complicaciones que viven muchas mujeres extranjeras que son víctimas de abandono o maltrato de sus parejas.
La nueva Ley de Migraciones establece que la residencia de los extranjeros ya no estará supeditada al titular (esposo peruano). De esta forma termina el drama que sufrían muchas mujeres extranjeras residentes en el Perú que dependían de un esposo peruano abusador para poder prorrogar su residencia.
"La mujer exige alimentos, pero el marido la chantajea y condiciona porque antes avalaba a la mujer y firmaba la carta de residencia. Hoy hemos establecido que la calidad migratoria de los familiares de peruanos tenga una vía autónoma, migratoriamente hablando".
Un caso muy conocido es el que denunció la colombiana Inés María Agresott González, quien hace 15 años llegó al Perú. Ella contó que, como todos los años, fue a renovar su carnet de extranjería como familiar de nacional y se dio con la sorpresa de que habían retenido su documento.
El problema nació porque hace seis años un funcionario le renovó la residencia de manera errónea. Entonces, al confundir el estado civil de la extranjera, le pidieron que cancele su residencia y regrese a su país. 
El superintendente Boris Potozén indica que en la actualidad el cambio de la calidad migratoria, prórroga de residencia y otorgamiento de visas ya no se realizan en plazos que superaban los 90 o 120 días,  sino en tres o cinco días, esto debido a la eliminación de requisitos absurdos.
 
Esta nueva norma brinda también facilidades para que los extranjeros que perdieron la calidad migratoria no sean expulsados automáticamente, rompiendo lazos familiares. Antes una sanción era indefinida y nacía solo por un problema administrativo, ahora las sanciones tienen plazos, la salida migratoria se efectúa hasta en cinco años y las expulsiones hasta en diez años.
cortesía
 la república 

No hay comentarios:

Publicar un comentario