Radio Bulevar

lunes, 24 de enero de 2022

DEJAR, CON AMOR.

 La mayoría de parejas que se separan lo hacen queriéndose, y es que para lograr el bienestar y la estabilidad en una relación, el amor no es suficiente. Para resolver los conflictos en una relación, necesitamos habilidades y estrategias de resolución, aprender a equilibrar las diferencias, paciencia, entre otras competencias.

Si estás en una situación de desamor y no sabes cómo afrontarlo, sigue leyendo este artículo de Psicología-Online. Reflexionamos sobre hasta dónde debemos amar y te damos algunos consejos para dejar a tu pareja queriéndola de un modo saludable


.¿Cómo saber si dejar a tu pareja es lo correcto?

Vivimos en unos tiempos en en los que lo más importante es lo individual, el “yo” y no tanto el “nosotros”. De hecho, es frecuente que muchas parejas lo dejen porque ante situaciones difíciles, uno o ambos miembros de la pareja se inclinan hacia su propio camino personal, hacia el yo.

En una relación amorosa, influyen muchas cosas aparte del amor y la pasión, como son los valores de cada uno, las pautas de relación y experiencias pasadas, la educación recibida, los intereses propios, la gestión de conflictos, entre otras. Por “x” o por “y” si estás leyendo este artículo, seguramente, sea porque te estás planteando dar el paso. Sin embargo, antes de nada, tienes que tener claro si quieres romper la relación. Pregúntate por qué quieres romper con esta persona e identifica todo lo que te hace infeliz en la relación y valora la opción de que sea una situación temporal o una crisis de pareja o personal.

Como dice Walter Riso, doctor en psicología, el límite de lo aceptable en una relación amorosa se traspasa cuando tu vocación e ilusiones pasan a un segundo plano, cuando el "ser para el otro" te impide el "ser para ti". Hay cosas en las que no podemos ceder, simplemente, porque si lo hacemos, nos estaremos traicionando a nosotros mismos. Pregúntate: ¿Estás contento con tu relación de pareja y la vida que llevas?


En el siguiente artículo, respondemos a la pregunta de cómo saber si una relación va mal.

Cómo dejar a tu pareja queriéndola - ¿Cómo saber si dejar a tu pareja es lo correcto?

Cómo dejar a tu pareja queriéndola - consejos desde la psicología

  • Asume tu responsabilidad y no mantengas conductas que perjudiquen la relación con el objetivo de que sea la otra persona quien decida dejarlo. Intensificar los conflictos intentando obtener más excusas para acabar con la relación y, en definitiva, posponer la ruptura y continuar con una relación que no funciona, hará que ambos sufráis más.
  • Piensa bien lo que le quieres transmitir y expresa tus sentimientos. Para poder afrontar una ruptura de un modo saludable, es importante expresar cómo nos sentimos y decir aquello que no hemos dicho a lo largo de la relación. Aunque si crees que esto solo empeorará la situación, hay otras maneras de sacarlo, como escribirlo todo. Lo que no debes hacer es quedártelo dentro, ya que te lo dejarás en asuntos pendientes y tarde o temprano saldrá a la luz de forma más intensa. Sé claro y honesto con lo que dices para no crear malentendidos.

  • Habla en primera persona. Es normal que en las conversaciones intensas, la otra persona pueda percibir que la estás culpando. Hablar en primera persona te ayudará a expresarte sin hacer que la otra persona se sienta atacada. Por ejemplo: "Creo que necesito pasar más tiempo a solas” en lugar de “Quieres pasar demasiado tiempo juntos”, o “Me siento mal con la forma en que me tratas a veces…” en vez de decir “Me tratas fatal”. Aunque básicamente estás diciendo lo mismo, lo centras en tus sentimientos en lugar de atacar a la otra persona directamente.
  • Empatiza. Trata de escuchar a tu pareja desde su perspectiva y permite que exprese sus sentimientos.
  • Agradece todo lo que te ha dado la otra persona y todo lo que habéis vivido juntos. Cuando podemos ver lo que nos ha aportado una relación y lo que hemos aprendido, estamos en disposición de cerrarla.

  • Mantén las distancias. Es muy duro dejar de hablar, romper con vuestras rutinas de darle buenas noches o preguntarle cómo le ha ido el día, pero si sigues haciéndolo puedes darle falsas esperanzas y solo empeorarás el proceso de duelo de ambos. Tampoco se trata de no hablar nunca más, sino de dar un espacio para afrontar la ruptura.

Después de terminar una relación larga...

Aunque sientas una gran liberación por salir de una relación insatisfactoria, si ha habido amor y conexión real, tarde o temprano saldrá el dolor por dejar lo conocido, lo que se amó y la incertidumbre por enfrentarse a algo nuevo. No te asustes, sentir dolor es necesario para afrontar el proceso de duelo y llegar a crear un nuevo comienzo.

Vivir nos obliga a saber empezar y a terminar, a ganar y a perder, a amar y a sufrir. Llegará un momento en que podrás darle el reconocimiento que merece como una relación importante de tu vida, reconocerás el amor que hubo y lo guardarás como un gran recuerdo. Y como consecuencia te permitirás abrirte a nuevas experiencias.

Si sientes que no puedes afrontar la situación tú solo/a, no dudes en acudir a un profesional.


cortesia P.O.L.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario